29 abr. 2011


Hay personas que te miran, te escuchan, te entienden o no pero te intentan aconsejar cuando lo necesitas.Vuelcan un momento de su ajetreada vida solo para ti. Como cuando tienes que ir al médico. La diferencia está en que cuando vas al médico eres tu quien llama y cuando estás mal o bien o incluso no te pasa nada, es esa persona quien acude a ti. Personas que merece la pena conocer. Porque muchas veces nos dejamos llevar por las apariencias que tantas veces se burlan de nosotros. Todo ser humano, aunque solo una vez, lo ha hecho. Juzgar sin saber.

El valor no lo tiene el conocer cientos de personas, lo tiene el tener amigos que normalmente se pueden contar con los dedos de las manos. No lo tienen unas cuantas risas, sino una sola risa que recordarás para el resto de tu vida. No lo es el tener en común, sino ser poros opuestos y llegar a cohesionar. Y no lo tiene el vivir enfrente, si no vivir a un año luz de distancia y seguir manteniendo la relación.

El que haya períodos de distancia o disputas, no es algo negativo, todo lo contrario. Puesto que si realmente existe ese fenómeno llamado "amistad" que liga la vida de dos personas, una simple pelea no va a deshacer el lazo que las une y siempre habrá una reconciliación, algo tan hermoso que es capaz de convertir un día lleno de bruma en un día radiante y espléndido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario