29 abr. 2011


Hay personas que te miran, te escuchan, te entienden o no pero te intentan aconsejar cuando lo necesitas.Vuelcan un momento de su ajetreada vida solo para ti. Como cuando tienes que ir al médico. La diferencia está en que cuando vas al médico eres tu quien llama y cuando estás mal o bien o incluso no te pasa nada, es esa persona quien acude a ti. Personas que merece la pena conocer. Porque muchas veces nos dejamos llevar por las apariencias que tantas veces se burlan de nosotros. Todo ser humano, aunque solo una vez, lo ha hecho. Juzgar sin saber.

El valor no lo tiene el conocer cientos de personas, lo tiene el tener amigos que normalmente se pueden contar con los dedos de las manos. No lo tienen unas cuantas risas, sino una sola risa que recordarás para el resto de tu vida. No lo es el tener en común, sino ser poros opuestos y llegar a cohesionar. Y no lo tiene el vivir enfrente, si no vivir a un año luz de distancia y seguir manteniendo la relación.

El que haya períodos de distancia o disputas, no es algo negativo, todo lo contrario. Puesto que si realmente existe ese fenómeno llamado "amistad" que liga la vida de dos personas, una simple pelea no va a deshacer el lazo que las une y siempre habrá una reconciliación, algo tan hermoso que es capaz de convertir un día lleno de bruma en un día radiante y espléndido.

25 abr. 2011


Las cosas no se viven dos ni tres veces, se viven una vez en la vida.

5 abr. 2011






Siempre era la primera persona que pensaba en positivo. Por muy malo que fuera algo, siempre le veía el lado bueno. Aunque pareciese imposible siempre encontraba la parte positiva a todo, ya fuera malo o bueno. Pero hace ya un tiempo, algún chip dentro de mi cabeza dio un vuelco y cada vez me es más difícil encontrar los pros a algo. En mi cabeza hay un predominante y turbio color gris, como las nubes cuando tapan el sol, así es como me siento. No tengo fuerzas, me siento débil. Muchas veces me enfado o simplemente me entran ganas de llorar y no sé por qué. A veces incluso me gustaría dar vuelta atrás y ver qué era lo que me hacía pensar de esa manera, qué era lo que me ayudaba a ser más feliz. Me propongo metas y en sus caminos me apago. Siento que estoy coaccionada en un foso sin posibilidad de salir. Y tengo que admitir que admiro a todas aquellas personas que tienen ese afán de superación insuperable y a las que no les importan las opiniones ajenas.


3 abr. 2011



Los pequeños momentos, son recordados como los mejores momentos.

The little moments are remained as the best moments.