15 mar. 2011

Polonia














País que peor quedó después de la Segunda Guerra Mundial. Situado en la parte oriental de la Europa del Este. Rodeada por Alemania, la República Checa, Eslovaquia, Ucrania, Bielorrusia y Lituania. Miles de recuerdos y sombras recorren los rincones de este maravilloso país. Todavía hay barrios que quedaron devastados por los nazis. Solo he estado una vez pero volvería a ir. Es tan alucinante. Aunque no puedas sentirte como si vivieras realmente el momento, puedes hacerte una idea de la horripilante situación por la que pasaron. Todavía recuerdo cuando visité los campos de concentración y extermino de Auschwitz y Birkenau. Por mucho que busque no encuentro palabra que los describa. Lo que más me impactó no solo fue el gran número de víctimas que hubo. Me impactó el gran cartel que había a la entrada del campo de Auschwitz en el que ponía "Arbeit macht frei" ("El trabajo os hará libres"), las grandes cantidades de ropa, utensilios, pelo, y fotografías, los lugares en los que los encerraban, las cámaras de gas y la historia contada mientras pisaba aquel lugar de sufrimiento.

Pero no me quedé solo con eso. Estuve en Cracovia y en Wroclaw, aunque reconozco que me quedé con ganas de visitar Varsovia (donde, por lo visto, se pueden hacer muy buenas compras). En cracovia tuvimos un poco de mala suerte con el tiempo pero me encantó. Una cuidad muy bonita con una catedral espectacular donde el Hard Rock está justo al lado. En la plaza había hasta carros de caballos para dar un paseo. Y de Wroclaw, cuidad donde mi hermana estaba estudiando, destaco la universidad de letras, espectacular, y que había nomos por todos lados. Las fachadas eran de colores, bajo mi punto de vista, una imagen de positivismo y lucha.

Perder una batalla no significa perder la guerra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario