2 jul. 2010

Agosto

















Y nuevamente me escapo a este rinconcito del mundo. Un lugar en el que puedes camuflarte o, por lo contrario, pasar desapercibida. Solitario pero familiar. Frío pero acogedor. Tranquilo pero intranquilo. Si quiero encontrar la paz, la encuentro. Si quiero una fiesta infinita, la consigo. Ese viento que te pega en la cara cuando sales a la puerta de casa. O ese sol que te deja las mejillas coloradas a la hora de la siesta. Todavía no puedo creer que no haya conseguido que su nieve traspase mis rodillas.




1 comentario:

  1. Que lindas fotos wapas!! tener a alguien con quien compartir momentos lindos es lo mejor de lo mejor!!! :-)

    ResponderEliminar